Juego y juguete

En estas fechas navideñas lo que más que gusta a los niños y niñas son los regalos que trae Papá Noel  y los Reyes Magos, por este motivo tenemos que hacer como padres y maestros unas reflexión a la hora de escribir sus cartas. Por un lado, tenemos que advertirles que hay muchos niños en el mundo y que los RRMM no pueden traer todo lo que pedimos porque hay que compartir con otros niños y niñas, para que podamos jugar todos, por este motivo tenemos que ser racionales a la hora de pedir juguetes. Por otro lado hay que explicarles que no se dejen engañar con la publicidad que su objetivo es vender y muchas veces los juguetes no se corresponden con lo que son en la realidad.

Conviene recordar que los juguetes son una herramienta que permite al niño y la niña desarrollar sus habilidades y entrenarse para la vida, por ello es muy importante que puedan jugar con ellos y no ser meros agentes pasivos frente al juguete que lo hace todo. En definitiva el niño aprende jugando y esa es la idea que debe prevalecer a la hora de elegir sus juguetes.

Platón y Aristóteles, pensadores clásicos, ya daban importancia al aprendo jugando y aconsejaban a los padres que comprasen juguetes a sus hijos.

A lo largo de la historia han sido muchos los filósofos, psicólogos y pedagogos (Freud, Piaget, Bruner, Vigosky…) que han incidido en la importancia que tiene el juego y el juguete en el desarrollo evolutivo  y social de los niños y niñas.

Aspectos que puede mejorar el juego:

Motrices: Coordinación motriz, equilibrio, fuerza, manipulación de objetos, dominio de los sentidos, discriminación sensorial, coordinación visomotora y capacidad de imitación.

Desarrollo Cognitivo:  Estimula la atención, la memoria, la imaginación, la creatividad, la discriminación de la fantasía y la realidad, el pensamiento científico y matemático, desarrolla el rendimiento, la comunicación y el lenguaje, y el pensamiento abstracto

Desarrollo Social: Juego simbólico y juegos cooperativos.

Desarrollo emocional: Desarrolla la subjetividad del niño, produce satisfacción emocional, controla la ansiedad, controla la expresión simbólica de la agresividad, facilita la resolución de conflictos, facilita patrones de identificación sexual.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s